20 diciembre 2005

Ritmos de ayer y hoy

Por Alberto

Desde hace casi 4 años, el grupo sevillano The Next Train nos brinda la posibilidad de rememorar otras épocas musicales que quizás no tuvieron especial influencia en el sur de nuestro país. Me refiero al rock de los años 80, y concretamente al grupo británico Dire Straits, cuyos temas son versionados por esta peculiar e interesante banda sevillana.

El conjunto que liderara el mítico guitarrista Mark Knopfler, que continua hoy en día su carrera en solitario, marcó un antes y un después en el mundo del Rock europeo. Dire Straits se abrieron paso a finales de los 70 con temas que narran vivencias personales de su líder y que supusieron una ruptura con la moda "punk" de la época. Alcanzaron su mayor éxito con el álbum Brothers in Arms, en 1985, al que le siguió una macrogira de 2 años por todo el planeta.

20 años después, Roberto, Ignacio, Fernando y Jaime, nos invitan a sumergirnos en el ambiente musical de esos años 80, deleitándonos con temas de los primeros discos de Dire Straits y también con sus piezas más conocidas. Su estilo recrea de manera fiel la peculiar forma de tocar del grupo británico. La cercanía entre las canciones originales y las versiones que consiguen estos sevillanos es digna de ser escuchada. Por ello, no tengo más remedio que invitaros a verles actuar en directo, en cualquiera de los clubs, pubs y otros locales de Sevilla que deciden contar con su talento.

Actualmente han terminado una "gira" de conciertos gestionados por la Diputación Provincial, por lo que no tienen compromisos próximos, pero si queréis conocer las fechas concretas y ampliar detalles sobre el grupo, visitad su web oficial.


Sacudidas

Por Pedro

Retrato incandescente del complejo entramado del universo de las drogas en la ciudad de Baltimore, Maryland, The Wire: bajo escucha es otra de las imprescindibles series que la espléndida cadena HBO produce en su batalla por dignificar la televisión y explotar algunas de sus posibilidades.

“Los Sopranos”, “Ángeles en América” o “A dos metros bajo tierra” son solo algunos ejemplos del eminente nivel que la productora americana impone. Su cruzada permite reflexionar sobre las potencialidades de una televisión que reformula el medio y que supera con creces a la mayoría de producciones cinematográficas actuales.

En The Wire no hay momento para el respiro. La crudeza y agresividad de su narración es reflejo de la situación en la que viven todos sus personajes. Sin concesiones. Te sacude en todas las direcciones, desvelando ambigüedad por cada costado, dando a entender que para todas las personas involucradas en este negocio –incluyendo a la burocracia y a la ley- la moralidad es un lujo.

Nadie está a salvo. Políticos corruptos e hipócritas que dificultan los procedimientos, tenientes sobornados interesados sólo en su ascenso, jueces avariciosos con ansia de triunfo… La integridad se diluye en un sistema basado en el encantamiento plural sometido a la dispersión de sus elementos que dificulta cualquier indicio de comprensión.

Creada por David Simon y con colaboraciones del nivel de Richard Price, sería indecente no comentar nada acerca del extenso reparto que se deja la piel en cada episodio. A destacar dos actores que trabajan por encima del resto: el magnetismo y sobriedad de Lance Reddick como el Teniente Cedric Daniels, una especie de Woody Strode actualizado, y la contención y personalidad de Idris Elba como Russell “Stringer” Bell.

La Fox emite The Wire los sábados y domingo a las 00.30, de la que por el momento sólo puede verse en España la primera de las tres temporadas que ya existen.

19 diciembre 2005

Turismo Rural

Por Carolina

¿Cuántas veces habremos pensado en hacer un viaje turístico y placentero por Andalucía?Más de una vez seguro, pero casi siempre descartamos esta idea por falta de decisión o por simple pereza. Nosotros desde este blog te recomendamos visitar un maravilloso Parque Natural, por cierto, el más grande de nuestro país, situado entre Las Sierras de Cazorla, Segura, y las Villas en la provincia de Jaén.

Este Parque Natural fue declarado como tal en 1986 y desde entonces las visitas y el turismo a la zona se ha multiplicado por ser un estupendo destino para las vacaciones. En él puedes apreciar gran variedad de aves rapaces tan respetables como el águila real, el águila culebrera, el halcón o hasta el mismísimo buitre leonado. Una de las más escasas especies de extinción, es el quebrantahuesos, recientemente introducido en el parque para su repoblación.

También contemplarás ciervos, cabras montesas, jabalíes y gamos en estas tierras. No es fácil perderse entre los fondosos bosques de pino laricio en los que podrás encontrar especies vegetales tan características de la zona como la violeta de Cazorla, el geranio de Cazorla o aquilegia cazorlensis. Un lugar de obligada visita es el Centro de Interpretación de la Torre del Vinagre, donde se encuentra uno de los Museos Cinegéticos más importante de España.

En la mayoría de los pueblos y pedanías que componen el parque podrás encontrar casas rurales, hostales y hoteles a muy buen precio, con todas las comodidades y el bienestar que te hace sentir estos parajes montañosos. Nosotros te recomendamos la Casa Cueva de Lola y la Casa Cueva del Turrilla situadas en el pueblo de Hinojares en el sur de la sierra de Cazorla. En ellas se realizan diversas actividades deportivas como bici de montaña, ruta 4x4 y senderismo, ideales para conocer mejor el lugar; y para los más aventureros actividades como piraguismo y escalada.

¡Déjate cautivar por estas espléndidas tierras jienenses, seguro que repetirás!

Patente de Corso al estilo Rodríguez

Por Amre

¿Qué diría Arturo Pérez Reverte si tuviera que criticar su novela El club Dumas? Probablemente emplearía el tono jocoso e irónico que lo caracteriza y del que hace alarde en su sección 'Patente de corso' (que supongo sigue manteniendo, aunque hace bastante que no la leo) que publica en uno de los periódicos más importantes de este país (no diré cuál. ¡Si quieren publicidad que la paguen!)

La trama de la obra no está mal. El protagonista es Lucas Corso, un experto en libros que trabaja al mejor postor, aunque a mí, personalmente y no sé por qué extraña razón, se me asemeja bastante al casposo Santigo Segura en su papel del detective
Torrente. El caso, es que a Corso le encargan encontrar y comparar los tres ejemplares de un libro prohibido en la época de la Inquisición: Las nueve puertas, con el que, teóricamente, podía invocarse al diablo. La verdad, es que las novelas que giran en torno a Lucifer, los textos que lo convocan y todo ese oscurantismo son muy recurridas para despertar el lado curioso del lector (y morboso, por supuesto).


En esta historia, como en todas, y Pérez Reverte no iba a ser menos, hay "una chica", bastante joven para el protagonista, por cierto (¿tal vez una tendencia o deseo reprimido del autor?), que aparece en un momento determinado de la obra, y cuyo papel está bastante difuminado en la novela ya que, ni siquiera al final, Reverte explica claramente quién es. A mi parecer se trata, simplemente, de que el escritor tenía que meter un personaje femenino para alimentar en el lector el deseo de que Corso se enamorara de nuevo.


Siguiendo en esta línea, un capítulo a destacar y por el que vale la pena leerse las más de 400 páginas, es el del "gatillazo". La verdad es que nunca había leído una escena tan explícita a la vez que metafórica como la de ese "gatillazo". Si podéis ¡leedla! porque no tiene desperdicio. Luego, por supuesto, Corso logró levantar la bandera de la pasión y dejar alto el pabellón de los cincuentones españoles.

Por otro lado, lo que le sobran a Reverte en El club Dumas son descripciones ¿Cuántas veces puede destacar los grandes, increíbles, profundos, cálidos, húmedos y maravillosos ojos verdes de "la chica"? ¿300? Puede ser, y os aseguro que no exagero.

En fin, echadle un vistazo y ya me contaréis.